Apex Legends

Ghost Gaming abandona el competitivo de Apex Legends

por María Pastoriza

Compartir


La organización de Ghost Gaming parece estar saliendo de la escena de los esports de Un jugador de Apex Legends explica por qué el juego NO está muriendo

El escuadrón, formado por Christopher "Jay3" Pavloff, Chris Brown, Marshall Mohr y peesh, está buscando nuevas organizaciones para representar a raíz de la decisión de Ghost.

¿Empieza a desaparecer el competitivo de Apex Legends?

Publicidad

Como parte de Ghost Gaming, el equipo compitió en eventos menores, como UMG Legends Series y la APEX.PRO NA League. Sin embargo, no lograron encontrar mucho éxito. Su mejor posición hasta la fecha fue en la UMG Legends Series #3, donde terminaron en segundo lugar en la general.

Parece que Ghost Gaming, así como otras organizaciones que crearon equipos de Apex a partir de su éxito a principios de este año, se están desanimando poco a poco por la falta de una escena importante en los esports. La decisión de Ghost de retirarse de Apex podría conseguir que más organizaciones sigan su ejemplo.

Publicidad

En su apogeo, millones de jugadores entraban al campo de batalla de Apex. Sin embargo, el juego ha visto una gran disminución en Twitch recientemente, ya que los fans y los streamers regresan a otros títulos como Fortnite Battle Royale y PUBG.

Publicidad

El fallo es de Respawn y EA

No se puede justificar de ninguna manera que Apex Legends haya quedado olvidado, no por los jugadores, sino por la compañía que hay detrás de él. El juego empezó muy bien y consiguió a atraer a muchísimos usuarios, pero la falta de contenido y de actualizaciones importantes ha llevado a todos a alejarse del battle royale.

Publicidad

El planteamiento de Apex Legends está bien, y su mapa resulta atractivo. Sin embargo, un Pase de Batalla escaso en recompensas y una temporada 2 que parece no llegar nunca desinflan el hype de los fans. Respawn y EA se han olvidado de un juego que podría haberles dado mucho. Aseguran que están muy centrados en él, pero parecen tomárselo con demasiada calma.

Publicidad