Entretenimiento

El gatito de Shroud es el nuevo rey de su canal de Twitch

por María Pastoriza

Compartir


Michael 'shroud’ Grzesiek bien podría ser una de las fuerzas más dominantes cuando se lanza en un escenario de un videojuego battle royale, pero un momento hilarante de su directo que involucró a su gatito demostró quién es el verdadero rey de la casa… y de su canal.

El popular streamer de variedades se tomó un tiempo para jugar durante su directo del 21 de agosto y así brindar a sus fans algo diferente a su habitual contenido de PUBG, Apex Legends e incluso GTA RP.

Shroud quería darle a su mascota la oportunidad de saludar a las miles de personas que miran su directo en su casa y ciertamente el felino no dejó pasar la oportunidad de convertirse rápidamente en la estrella del espectáculo.

Publicidad

Lo que se suponía que duraría solo un segundo o dos se convirtió en mucho más que eso cuando su amigo peludo se tomó la libertad de caminar por toda su espalda.

Publicidad

Es un gato, ¿qué esperabas?

"No saltes. No lo hagas. Espera", dijo el ex jugador profesional de CS: GO, mientras el gato usaba sus garras para agarrarse a la parte posterior de su camisa. "Súbete a la mesa. No puedo. Mi brazo no se dobla así", agregó, claramente luchando para asegurarse de que no se lastimara. El resultado fue un divertido clip del momento.

Publicidad

Afortunadamente, unos minutos más tarde el gatito saltó al suelo y salió corriendo a otra habitación de su casa, después de jugar un momento con shroud.

El trato hacia los gatos y perros de los Streamers de Twitch, e incluso de YouTubers, han estado bajo un escrutinio inmenso durante el transcurso de 2019 con una serie de controversias emergentes por parte de varios indeseables que han tratado mal a su mascota en pleno directo.

Publicidad

Sin embargo, es refrescante ver segmentos como este donde no solo la mascota es la estrella del espectáculo, sino que también da risa a los espectadores en el camino. Shroud salió de la habitación poco después para ir y darle de comer. No deberíamos necesitar un ejemplo de cómo tratar a nuestros animales, pero aquí tenemos uno muy bueno.

Publicidad