Entretenimiento

Un streamer es baneado de Twitch por inhalar una sustancia en directo

por Víctor Ayora
Twitch

Compartir


Un streamer ha sido baneado de Twitch después de, supuestamente, inhalar una sustancia sospechosa en directo mientras jugaba a World of Tanks.

Tras la llegada del stream en directo, los creadores de contenido de todo el mundo capturan momentos inesperados y, a veces, asombrosos delante de la cámara. Ya sea en emisiones IRL (In-Real-Life) o de algún videojuego, se ha convertido en tendencia esperar lo inesperado. Un streamer ha llevado esa tendencia mucho más allá al inhalar una sustancia durante su directo.

Publicidad

El streamer australiano 'JordyBro' se encontraba jugando a World of Tanks cuando se centró en algo fuera de cámara. Durante su conversación con otros jugadores, se apartó el micrófono y desapareció del encuadre para esnifar algo en su escritorio. Luego se limpió la nariz e hizo lo propio con la mesa.

No queda nada claro cuál fue la sustancia que pudo tomar. No hay forma de descartar que fueran drogas ilegales, por lo que es fácilmente explicable el motivo del baneo del streamer. Una búsqueda rápida de su nombre arroja un mensaje de "contenido no disponible".

Publicidad

Está totalmente prohibido el consumo de drogas ilegales

Las pautas comunitarias de Twitch establecen que "cualquier actividad que pueda poner en peligro vuestra vida o provocar daño físico" está terminantemente prohibida. Esto incluye "amenazas de suicidio, golpes físicos intencionales" y, por supuesto, el "consumo de drogas ilegales".

Publicidad

Aunque no es seguro que Jordy haya sido baneado de Twitch por consumo de drogas, tampoco sería una sorpresa. No sería la primera vez que se expulsa a un streamer por ese delito. Dos adolescentes fueron baneadas a principio de mes por inhalar Ketamina y fumar marihuana en un stream. Las dos jóvenes no tardaron en aparecer de nuevo en otro canal.

Publicidad

Aunque Twitch ha sido criticado por sus controvertidas decisiones de moderación, parece que está adoptando una postura dura con respecto al uso ilegal (y potencial) de drogas en sus canales.