Entretenimiento

Un streamer ruso deja en directo la 'ofensiva' campaña de Modern Warfare

por Víctor Ayora
Activision

Compartir


Un popular streamer ruso consideró 'ofensiva' la campaña de Modern Warfare y dejó en directo de jugar al último Call of Duty. Aparentemente, la narrativa promueve el sentimiento antirruso.

Modern Warfare llegó al mercado el pasado 25 de octubre y lo hizo con polémica precisamente en Rusia. PlayStation prohibió el juego en su versión digital. El nuevo CoD cuenta con tres modos de juego principales: campaña, Spec Ops y multijugador. La campaña, su historia, es el centro de los problemas.

Publicidad

Al parecer, la campaña de Modern Warfare promueve algún tipo de movimiento antirruso. Para evitar conflictos en curso con el Medio Oriente, los desarrolladores se han centrado en un país ficticio llamado Urzikstan, donde existen varias referencias a terroristas rusos, los cuales son los enemigos principales del juego.

Mientras retransmitía en directo, el canal de Twitch 'WELOVEGAMES', un streamer ruso dijo basta a esta aparente narrativa en contra de Rusia y decidió abandonar la emisión de forma abrupta.

Publicidad

El juego lleva a los jugadores a una plaza pública, donde ven una serie de cadáveres en una intensa exhibición de violencia llevada a cabo por soldados rusos. Al ver esta escena, el streamer acabó frustrado y puso fin al directo.

WELOVEGAMES deja la campaña de Modern Warfare

Publicidad

Una vez fuera de la emisión, explicó su decisión, traducida por un usuario de Reddit: "Es demasiado... No me gusta la política en la industria del videojuego".

"Es solo un juego. No menciones a los rusos. Simplemente llámalos enemigos, terroristas y antiterroristas. Solo eso".

Publicidad

Las respuestas a la reacción del streamer fueron variadas. Hubo personas que creen que fue demasiado exagerado, aunque otro grupo estuvo de acuerdo con él y expresó que efectivamente la cultura occidental popular acentúa el sentimiento en contra de los rusos.

Publicidad

No es la primera vez que Call of Duty encuentra un muro en Rusia. En Modern Warfare 2, la campaña "Nada de ruso" encendió la polémica. El jugador podía masacrar a civiles en un aeropuerto, aunque estaba en su decisión. No obstante, la escena tenía una gran dosis de violencia.

Este capítulo pasó a la historia en el año 2009 y es nombrado frecuentemente por aquellos que critican a los videojuegos violentos.