Call of Duty Fortnite FIFA League of Legends Apex Legends Entretenimiento Esports Videojuegos Dexerto TV Contacto Sobre Nosotros
 
Esports • 17/02/19

Un jugador profesional de League of Legends demanda a su antiguo equipo por su situación laboral

Shares
Un jugador profesional de League of Legends demanda a su antiguo equipo por su situación laboral
Bitcoin Magazine

Moryo, jugador profesional de League of Legends, ha emitido la primera denuncia laboral del sector en España. La causa de dicha demanda de debe a la situación contractual que tenía.

Publicidad

Según la información publicada por eldiario.es, la causa principal de la denuncia se debe a un despido improcedente por parte de su anterior equipo, eMonkeyz, que actualmente compite al League of Legends en la LVP.

A pesar de que la causa inicial de la demanda afecta al despido improcedente, lo cierto es que una vez que se han puesto a investigar han salido a la luz muchas más situaciones de irregularidad en su contrato.  

Publicidad

Moryo estuvo compitiendo para este equipo desde finales de 2017 hasta octubre de 2018, lo que equivale a casi un año de contrato. Durante este tiempo estuvo bajo un contrato temporal por obra y servicio. 

Sin embargo, según Adrián Todolí, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Valencia consultado por eldiario.es, "no existen causas para la temporalidad del contrato dado que la empresa se dedica habitualmente a participar en competiciones".

El problema no se queda únicamente ahí. Según comenta el jugador, la empresa optó por la opción de despedirlo "sin avisarme, ni abonarme indemnización de ningún tipo, ni pagarme las vacaciones generadas".

Vista la situación ante la que se enfrentaba, Moryo optó por la opción de demandar al equipo en el que jugaba en ese momento, eMonkeyz, por despido improcedente.  

Publicidad

Además de todas estas irregularidades, el jugador también se quejaba de que, a pesar de tener un contrato de 40 horas semanales, nunca se cumplía el horario y se trabajaban muchas más horas de lo estipulado sin recibir nada a cambio.

El salario vuelve a ser otro problema. Según estipula en la demanda, el jugador estaba percibiendo un salario de 600 euros, una retribución que está muy por debajo del salario mínimo permitido por la ley.

De momento no se tiene constancia de algún tipo de respuesta por parte de eMonkeyz a lo ocurrido, pero parece que el jugador tiene bastantes puntos de peso a su favor en este asunto.