Fighting Games

Torneo de Tekken casi termina a puñetazos en la vida real

por María Pastoriza
Namco Bandai

Compartir


Las tensiones alcanzaron un punto de ebullición en este torneo de Tekken cuando los jugadores se pusieron de pie y se amenazaron entre sí después de solo una ronda de acción.

Los juegos competitivos sacan la adrenalina incluso en los veteranos más experimentados. La naturaleza visceral de los juegos de lucha a menudo aumenta un poco más los ánimos. Pequeños ajustes y las consideraciones más minúsculas pueden ser la diferencia entre la victoria o la derrota.

Publicidad

En un reciente torneo de Tekken a pequeña escala, los competidores locales se enfrentaron en el corazón de Nueva York por algunos dólares. Sin embargo, a pesar de la naturaleza menor de la competición, los jugadores se mantuvieron acalorados y un enfrentamiento en particular casi llevó el evento a una conclusión dramática.

Torneo de Tekken algo... acalorado

Publicidad

Después de varios enfrentamientos, llegó el momento de que 'Devil Himself' y 'FightingGM' luchasen en el torneo Tekken Monthly 12 de HelstNYC.

Perdiendo una gran cantidad de salud muy temprano en la primera ronda, FightingGM logró cambiar el impulso a su favor momentáneamente. Al conseguir una serie de golpes impactantes, su notable ritmo se detuvo con un bloqueo oportuno de Devil Himself justo después de la marca de 30 segundos.

Publicidad

Al acercarse a la victoria en una ronda muy disputada, el jugador en control de Leroy encontró el golpe final. Con ello se aseguró una ventaja inicial. Desde aquí, ambos jugadores se pusieron inmediatamente de pie y se acercaron, gritando insultos y amenazas.

Publicidad

Después de unos minutos de hostilidad y gritos por todas partes, la multitud se enfrió. Los jugadores regresaron a sus asientos para continuar el resto de la partida. Hubo un "pequeño altercado", como expresó otro miembro del equipo de comentarios. "Uno de los jugadores se levantó de la silla, alguien tuvo que separarlos".

“Dejadme aclararlo, no ha habido puñetazos, nadie está peleando. Solo se calentó. Se lanzaron algunos insultos. Todos estamos bien, nadie está siendo expulsado”.

Habiendo discutido durante unos minutos en medio de una serie, el reloj del juego inevitablemente se agotó y causó que el partido terminara. Ambos jugadores acordaron reiniciar el juego con Devil Himself una ronda arriba.

Publicidad