Fortnite

Daequan explica por qué ha dejado el competitivo de Fortnite Battle Royale

por Andrés Ruiz

Compartir


Uno de los jugadores más conocidos de Fortnite Battle Royale, Daequan, ha hablado en profundidad sobre su decisión de dejar de jugar al título de forma competitiva.

Cuando Fortnite se convirtió en un fenómeno de masas a comienzos de 2018, Daequan se convirtió en un referente para muchas personas, pues comenzó a realizar streams del juego y a demostrar que era uno de los mejores jugadores del título de Epic Games.

Publicidad

Este jugador fue uno de los miembros originales de la división de Fortnite de Team SoloMid, y ha participado de forma consistente en numerosos torneos del juego, convirtiéndose en uno de los jugadores que más dinero ha ganado en torneos del battle royale de Epic Games.

TSM
TSM
Mith, Hamlinz y Daequan fueron los primeros jugadores de Fortnite de Team SoloMid

El jugador se cansó de la dinámica del competitivo

Daequan decidió abandonar la escena competitiva tras cierto tiempo en ella, y muchos de sus seguidores se preguntaron por qué alguien con su habilidad y potencial dejó de competir.

Publicidad

El pasado 22 de agosto, el propio jugador comentó en Twitter que "no podía esperar para ver como este battle royale y juego de azar se extinguía". Este tweet recibió varios comentarios negativos, que apuntaban que sus críticas estaban hechas desde el rencor, por no seguir compitiendo.

Sin embargo, Daequan dio una respuesta muy clara:

Publicidad

Dejé de competir cuando estaba en el top 20 de jugadores que más dinero habían ganado, porque el competitivo de Fortnite es una basura. Buen intento. Prefiero disfrutar de mi vida antes que estar quejándome desde que me levanto hasta que me acuesto, como casi cualquier jugador del competitivo, porque el juego es una basura".

Aquí podéis ver los mensajes en Twitter

El jugador volvió a realizar un stream el pasado 9 de agosto, consiguiendo más de 81.000 espectadores. Sin embargo, aquellos que quieren verle compitiendo de nuevo, parece que no tendrán demasiada suerte (al menos en el futuro cercano).

Publicidad