Fortnite

El CEO del Liverpool FC explica el porqué los clubes de fútbol deberían tener miedo al Fortnite.

por Antonio Llovo Mato

Compartir


El CEO del Liverpool FC, Peter Moore, ha expresado su miedo ante la posibilidad de que los millennials crezcan jugando a juegos como Fortnite, en vez de jugar al fútbol.

Moore ha trabajado en puestos importantes en SEGA, Microsoft y Electronic Arts en el pasado, pero ahora dice que el ascenso del gaming es algo de lo que hay que preocuparse.

Durante una entrevista con la Arabian Business Magazine, como podemos ver en Las filtraciones apuntan a que una versión oscura de Cupido y un estandarte secreto llegarán a Fortnite el día de San Valentín

Publicidad

También añadió: “Necesitamos agrupar el contenido en vídeos de 60 a 90 segundos de duración para mantener ese engagement con ellos.”

Utilizando el éxito del juego gratuito de Epic Games como ejemplo, explicó que el Liverpool no sólo está compitiendo contra otros equipos en Inglaterra y en Europa, sino que también contra, potencialmente, un cambio en la cultura popular.

Publicidad

“Si no conseguimos una mejor destreza tecnológica como club, perderemos [a los espectadores millennials],” comentó el CEO de los actuales líderes de la Premier League. “Hay mucha presión en el tiempo ahora mismo, y sólo hay 24 horas en un día... y sólo hay esas horas para jugar a Fortnite.”

Mucha gente cree que la popularidad del Fortnite se debe a, primero, el ser un juego gratuito para todo el mundo y, segundo, porque está disponible en todas las plataformas.

Publicidad

La Premier League es la competición de fútbol más vista en la actualidad.

La cantidad de tiempo que la gente está jugando a videojuegos es no sólo un desafío para el aquí y ahora, ya que Moore teme las consecuencias que podría tener esto a largo plazo.

“90 minutos es mucho tiempo para que un millennial esté sentado en un sofá,” anadió Moore.

Publicidad

“Cuando veo la cantidad de espectadores y asistentes al campo que son millennials, estoy preocupado como CEO de un club de fútbol que depende de la próxima generación de fans que están por venir.”