Fortnite

El programa de Ibai en UBEAT no termina de encontrar su lugar: HoyNoSeSale 2

by María Pastoriza
Ibai

Compartir


Dos semanas han pasado desde el estreno
televisivo del famoso comentarista de esports, pero estos quince días
no han servido para que el formato de Hoy No Se Sale haya mejorado.

El pasado 22 de febrero se estrenaba
Hoy No Se Sale, y con el late night también se estrenaba en
televisión Ibai Llanos, el famoso comentarista de League of Legends
que puede castear todo lo que se le ponga por delante. Todo, excepto
un show en el que él es precisamente el protagoninsta. Anoche nos
vimos el segundo Hoy No Se Sale, y aunque contaba con invitados que
podían dar mucho de sí, de nuevo nos hemos encontrado con la
realidad: UBEAT no termina de encontrar el formato para este
programa.

El problema reside en que si hay
audiencia es por Ibai. Si hubiéramos colocado a cualquier otro
personaje en el lugar en el que se sienta el vasco, este late night
nos habría dado exactamente igual. Es decir, como ya nos pasó con
el primer programa, no vemos la esencia de Ibai por ninguna parte.
Una persona con su talento y su desparpajo se ve encerrada en un
guión lineal que no nos lleva a ninguna parte, y aunque estar en
compañía de Ander consigue sumar puntos, Hoy No Se Sale continúa
sin llevarse el aprobado.

El falso directo de este show es
demasiado evidente, algo que nos daría igual si no fuera por los
terribles errores en su montaje. Cuando dicen que el orden de los
factores no altera el producto, está claro que no se refieren a un
programa para televisión, ni siquiera cuando es para un formato en
línea. Más incluso en el montaje de este. No puede darse por válido
que haya un detalle que nos adelanta al invitado que va a venir
“después”. Y con esto hablamos de que la firma de Amarna Miller
ya estuviese en la mesa de Ibai antes de que ella hiciese su
aparición, de acuerdo con el orden por el cual se ha montado el
programa.

Publicidad

De esta manera, mientras Ibai y Ander
empezaban el programa con ElMillor (a quien también esperábamos un
poco más despierto), la firma de Amarna ya aparecía ahí, aunque
ella fuese la última en aparecer en la grabación. Lo dejaremos como
un fallo de raccord.

No nos gusta ser tan críticos con algo
con lo que estábamos muy ilusionados, pues ver a Ibai como
presentador de un late night es un deseo que muchos teníamos. Pero
cuando este show es una simple copia de otros que no consigue
encontrar su camino, nos duele y tenemos que decirlo. Ni las
secciones ni los colaboradores encuentran su sitio, por muy cómodo
que parezca el sofá de Hoy No Se Sale. Las secciones se quedan
demasiado cortas y sosas, los colaboradores responden a un guión que
no consigue convencerlos y el espectador se queda con una única
idea: Bueno, por lo menos sale Ibai.

La pregunta ahora es cuánto nos durará
esa excusa y cuánto tiempo tendremos que esperar las mejoras de un
programa que llega a un formato que no consigue adaptar.

Publicidad