Fortnite

Epic Games se enfrenta a una demanda por hacer Fortnite Battle Royale “demasiado adictivo”

por María Pastoriza

Compartir


Epic Games, desarrolladores de Una skin filtrada revela cómo se verán los bots de Fortnite Battle Royale en partida

Allesandra Esposito Chartrand, abogada de Calex Légal (un bufete de abogados canadiense) afirma que la firma se dio cuenta de que tenía un caso sólido en sus manos, particularmente dada la reciente decisión de la Organización Mundial de la Salud de que la adicción a los videojuegos es una enfermedad. 

Fortnite como una droga

Publicidad

Las comparaciones con la cocaína se recibirán indudablemente con un grado significativo de escepticismo, pero el argumento es que Fortnite hace que el cerebro libere dopamina; de la misma manera que una droga recreativa. 

La necesidad de esta solución de dopamina es lo que alienta a los jugadores a seguir regresando al juego, de la misma manera que se forman las adicciones a las drogas. 

Publicidad

Además, se dice que el público objetivo del juego son jóvenes, que son más vulnerables a los efectos adictivos de Fortnite. Según los informes, los padres de los menores se acercaron a la empresa, afirmando que sus hijos son adictos al juego y buscan una solución. 

Al parecer, gran parte del caso se basa en un fallo de 2015 del Tribunal Superior de Quebec, que determinó que las compañías tabacaleras no estaban advirtiendo lo suficiente a sus clientes sobre los efectos adictivos del tabaco o los peligros de fumar. 

Publicidad

epic games
epic games

Según los informes, el caso argumenta que Epic Games no ha hecho lo suficiente para revelar el lado adictivo de Fortnite, particularmente dado el cuidado que conlleva una base de jugadores tan juvenil. 

Hasta el momento no se sabe nada sobre la cantidad de dinero que se busca en compensación, pero el caso ha llegado a los titulares gracias a la fama de Fortnite.

Publicidad

Ha habido argumentos sobre la clasificación de la adicción a los videojuegos como una enfermedad, con la sensación de que podría contribuir a un estigma negativo hacia los juegos en general. De nuevo, caemos en el eterno debate de si realmente causan adicción, si es una acumulación de varios factores o lo que se necesita es más control por parte de padres y tutores.

Publicidad