Corsair no ha terminado de crecer después de comprar Elgato Gaming y Origin PC. El fabricante de periféricos ha adquirido Scuf Gaming, un equipo de Atlanta conocido por sus gamepads altamente modulares. El movimiento convertirá a Corsair en la clave en los "mandos de rendimiento". Scuf Gaming ve esto como una oportunidad para crecer a través de la "escala operativa".

Al igual que con los acuerdos anteriores, Scuf Gaming seguirá funcionando como una marca separada y mantendrá sus oficinas existentes. No esperes un cambio radical en la dirección, al menos no al principio. La compra debe completarse dentro de los próximos 30 días de manera formal.

Un gran movimiento por parte de Corsair

Este puede ser un movimiento astuto. Los gamepads de Scuf Gaming tienden a ser caros, pero también son increíblemente personalizables tanto en funcionalidad como en apariencia.  La adquisición le permite a Corsair entrar a este espacio con una marca experimentada y conocida, en lugar de tener que pasar años construyendo su reputación desde cero. Aunque ya sea más que conocido por sus periféricos, entrar en una nueva "sección" del gaming podía ser arriesgado.

También arroja más luz sobre la estrategia general de Corsair. Entre Scuf Gaming, Elgato y Origin, la marca parece que quiere escapar de sus raíces como la compañía que fabrica el teclado o la fuente de alimentación de nuestro PC. Puede que en este caso no estemos hablando de una marca como Razer, que parece abarcarlo todo. Pero no podemos negar que está yendo por el camino correcto para marcar a la competencia como su principal objetivo. Y no tendría problemas en alcanzarla, de seguir así.