Industria

Ibai, comentarista de la LVP, entre las personas más influyentes del país segun Brandwatch

por Jordi Muñoz Artigues

Compartir


Según Brandwatch, una de las empresas de "social intelligence" más grandes del mundo, el comentarista de la LVP Ibai Llanos se encuentra entre las personas más influyentes de España.

Brandwatch es una empresa internacional centrada en realizar estudios de mercado y campañas de marketing con experiencia con empresas del calibre de Bimbo, Ikea o Dell.

En su informe sobre influencers de 2018 destaca la presencia del comentarista de la Liga de Videojuegos Profesional, Ibai Llanos, en las posiciones más altas de la lista.

Publicidad

Ibai se cuela en el TOP5 en el que se encuentran figuras del calibre de Pedro Sanchez, presidente del Gobierno; Pablo Casado, presidente del Partido Popular; o Carles Puigdemont, antiguo President de la Generalitat.

Según Brandwatch, "en cada lista, los influencers se clasifican por “Influencia”, que es una puntuación sobre 100 que utiliza una combinación de la probabilidad de que un público hable de ellos en comparación con el usuario promedio de Twitter, y retuiteos totales, menciones o respuestas de esa audiencia."

Publicidad

En España, como puede resultar obvio a más de uno, los hombres más influyentes son principalmente políticos españoles y catalanes dado el conflicto que existe desde hace años en la región. Por debajo de Ibai aparecen Albert Rivera, líder de Ciudadanos; Quim Torra, President de la Generalitat; o Ignacio Escolar, director de elDiario.es.

El crecimiento de Ibai durante el último año ha sido espectacular. En octubre del año pasado se situaba en la cifra de 124.000 seguidores y ahora, un año más tarde, ha cuadruplicado esa cifra hasta los 430.000 seguidores.

Publicidad

Este auge en su popularidad se ha producido en gran parte gracias a la gran cantidad de vídeos virales que ha producido comentando competiciones de cualquier índole, como una carrera de canicas, un torneo de tetris o, esta semana, una competición de tortas

Fuente: Brandwatch