League of Legends

El gobierno de los Estados Unidos bloquea League of Legends en Irán y Siria

por Andrés Ruiz
Riot games

Compartir


Los jugadores de Siria e Irán de League of Legends no pueden disfrutar del título por un bloqueo de Estados Unidos. Las tensiones entre estos países es palpable, y el gobierno americano ha decidido vetar el acceso al juego en dichos países.

Hace poco, un dron de reconocimiento de los Estados Unidos fue destruido por misiles iraníes. Esto despertó la ira de Donald Trump, que amenazó al país de Oriente Medio, mientras las relaciones diplomáticas entre ambos países se resentía poco a poco.

Publicidad

Lo que pocos se esperaban es que dentro de las sanciones impuestas por los Estados Unidos también hubiese prohibición a ciertos videojuegos. El país norteamericano ha decidido castigar a los jugadores iraníes y sirios dejándoles sin acceso a los servidores de League of Legends.

Las tensiones entre ambos países han aumentado en los últimos tiempos

800

Publicidad

Una decisión que ha generado estupor en la comunidad

La medida tomada por Estados Unidos ha sorprendido a todos los jugadores del mundo, pues no es demasiado común que un país decida vetar el acceso a un videojuego a otro. Como podréis imaginar, la decisión de EE.UU no ha gustado nada en Siria e Irán, con varios usuarios desahogándose en Reddit. 

Pese a que se han encontrado algunas soluciones temporales (como conexiones a través de servicios VPN), la velocidad de conexión no es la mejor, dando una experiencia de juego bastante pobre. 

Publicidad

Por si esto no fuera poco, a muchos jugadores no les ha funcionado el truco del VPN, y podéis leer sus opiniones pulsando aquí.

Este es el mensaje que aparece a los jugadores de Siria e Irán

600

Publicidad

Estas restricciones podrían desaparecer dentro de poco, siempre y cuando EE.UU decida eliminar este absurdo veto para los jugadores de ambos países.

Publicidad

Para muchos jugadores de los dos países afectados, League of Legends era una forma de escapar durante unas horas de la terrible realidad que tienen que vivir en ambos países. Esperamos que pronto se solucione este problema y puedan volver a disfrutar de algo que nos une a todos como comunidad: la pasión por los videojuegos.