League of Legends

Un jugador profesional, un entrenador y hasta el propietario de un equipo de League of Legends, expulsados por amañar partidas

por María Pastoriza
Riot Games/Garena

Compartir


El entrenador, el propietario y el jungler del equipo de League of Legends Master Series (LMS) con sede en Hong Kong, Dragon Gate, han sido baneados por Riot Games por amañar partidas y apostar en encuentros de la liga. Como resultado, han sido expulsados de la competición.

Un jugador eliminado por no estar dispuesto a participar en el amaño de partidas

El líder del equipo, Huang '2188' Jin-Long, explicó en una larga Yuumi, la nueva campeona de League of Legends, se filtra antes de ser anunciada oficialmente

Al propietario del equipo, Hu Wei-Jie, se le ha prohibido participar en un equipo en cualquier torneo organizado por Riot, después de usar el amaño de partidas para realizar apuestas "con varias cuentas y ganar cientos de miles de dólares".

Publicidad

'JGY' acepta el acuerdo

Según 2188, a diferencia de Soul, el jungler Liu 'JGY' Yang aceptó la oferta para amañar partidas, lo que impactó directamente en su rendimiento. Se sabía que JGY tenía un estilo de juego a veces demasiado agresivo, que parece que ahora fue causado por su participación en el esquema de arreglo de partidas.

"No sé cuánto dinero recibió JGY", explicó 2188 en su publicación, "Pensé que todos los jugadores tendrían jugadas erróneas. Pensé que todos los jugadores se hubieran sentido nerviosos con bajo rendimiento. Pensé que el estilo de juego súper agresivo era el estilo de JGY. Me equivoqué. No podía creer que estuvieras involucrado en un supuesto amaño de partidas. Pero tuviste suerte, no recibiste un baneo permanente ".

Publicidad

JGY solo tiene prohibido el juego competitivo durante 18 meses, mientras que el entrenador Fan "yoga" Jiang-Peng y el gerente Li 'xiaoyu' Xin-Yu recibieron suspensiones de 12 meses.

Publicidad

Riot Games / Garena
Riot Games / Garena

Propietarios de Dragon Gate intentan demandar a Riot Games

En un giro de los acontecimientos, los propietarios del equipo de Dragon Gate están tratando de demandar a Riot Games tras las suspensiones y el retiro de la LMS, con la esperanza de mantener su estado en la liga.

Afirman que "Riot se pronunció por motivos inimaginables con pruebas insuficientes". En otro post, muestran la carta "que usaremos para demandar a Garena": Garena se encarga de League of Legends en el sudeste asiático.

Publicidad

Tras la investigación, Dragon Gate ha sido descalificado de la promoción de verano de la LMS 2019, y su lugar en la división de primavera LMS ha sido tomado por el equipo taiwanés SuperEsports.