League of Legends | 5 meses

La debacle europea en el Rift Rivals

Una vez pasada la amarga y dolorosa resaca del Rift Rivals toca analizar la debacle que supuso el torneo para Europa, que se saldó con un resultado de 12-6 en victorias a favor de la región norteamericana, que pintó la cara en todas y cada una de sus victorias, sobre todo el equipo de Team Solo Mid, a equipos europeos débiles y sin ideas. Fnatic, Unicorns of Love y G2 eran los tres equipos que representaban a la región europea en el campeonato, los tres mejores equipos que hay en el League of Legends de Europa, algo que hace que se aumente más la debacle.

Fnatic, los reyes de Europa.

El equipo capitaneado por Martin ¨Rekkles¨ Larsson llegaba al torneo siendo sin lugar a dudas el equipo más en forma de su región, habiendo derrotado a los imparables G2 y tan solo cediendo una derrota. Pero su dominio de la escena solo fue un espejismo en el Rift Rivals, donde fue carnaza para los dos mejores equipos de Norteamérica, Team Solo Mid y Cloud 9, que le pintaron la cara en sus enfrentamientos y demostraron que Norteamérica está muy por encima del nivel de ¨los mejores de Europa¨. La mejor versión de Fnatic la tuvimos en su primer partido del torneo cuando se enfrentaba al, teóricamente, peor equipo de la región rival, Phoenix 1, a los que posteriormente también ganarían en la vuelta, consiguiendo que no se deteriorase más su imagen.

La participación de Fnatic en el Rift Rivals fue de todo menos lo esperado, después de un año en la sombra, sin ni siquiera poder acudir a los mundiales, el equipo volvía a hacer soñar a los más escépticos, todo el mundo esperaba una imagen del Fnatic que hacía temblar a los mejores equipos del mundo, pero pronto se vio que ese espíritu solo lo portaba Rekkles, que poco podía a hacer desde su posición en la grieta. El jugador que más defraudó fue Rasmus ¨Caps¨ Winther, venía cuajando grandes actuaciones pero se le hizo demasiado grande un partido internacional y una vez tras otra salía mal parado de sus choques en la calle central, sobre todo contra Søren ¨Bjergsen¨ Bjerg que demostró que Caps de Baby Faker tiene el Baby solo.


Publicidad

G2Vacations

Parece que las vacaciones se retrasaron este año para el equipo de Carlos ¨Ocelote¨ Rodríguez, después de un buen Mid Season Invitational nadie esperaba una actuación tan horrenda del campeón de Europa, aunque bien es cierto que el equipo no había comenzado muy bien la temporada de verano y que los mensajes de sus jugadores acerca del Rift Rivals no eran esperanzadoras, sino más bien para preparar al espectador para no ver ni esperar la mejor versión de G2. Aun así la imagen del equipo fue de lo peor que se ha visto en un evento internacional: jugadas individuales horrorosas, un juego en equipo más propio de un equipo de tabla baja que del campeón, mala toma de decisiones… Todos esperábamos un G2 relajado y sin presión, pero nadie podía pensar en que se irían del torneo con un 1-5 desfavorable en mapas. Nada positivo se puede sacar de su actuación, solo que un equipo de tanta calidad como este no puede ir a peor, se han quitado la presión de ser siempre los mejores, lo que les puede dar un aire fresco y descansado para afrontar la parte final de la temporada.


Publicidad

El golpe más fuerte en la calle central

El verdadero golpe que se llevó Europa, fuera de las malas actuaciones de los equipos, fue dentro de la grieta, en el nivel de las ¨promesas europeas¨ de la calle central. Se esperaba mucho de Fabian ¨Exileh¨ Schubert y el anteriormente citado Caps, por otro lado, borrada con todas las letras fue la de Luka ¨Perkz¨ Perkovic que no mostró su mejor nivel contagiándose del pobre juego de su equipo. Cada partida fue un batacazo europeo en la línea central, donde se veía un dominio claro de Norteamérica sobre Europa, aunque la región norteamericana no tuviese ningún representante propio de la región, Nicolaj ¨Jensen¨ Jensen y el considerado como mejor medio occidental, Bjergsen, dieron una auténtica exhibición y demostraron que el verdadero talento de Europa eran ellos y no los chicos de ahora, llegando incluso a reírse literalmente de ellos cuando los tenían contra las cuerdas.

Una paliza descomunal la sufrida, que esperemos sirva como experiencia y motive a los jugadores a demostrar al público que eso solo fue un torneo de relajación y que la diferencia de nivel no es la representada aquí.

Unicorns of Love, una pequeña gota de esperanza.

El equipo que mejor jugó de los tres representantes europeos, no ganaron con un estilo de juego vistoso y un claro dominio, pero consiguieron un balance de 3-3 en victorias-derrotas que les llevó a representar a la región en la final. Un juego muy orientado a fases tardías y con destellos de calidad por parte de sus jugadores, sobre todo del español Samuel ¨Samux¨ Fernández que destacó por encima del nubarrón europeo, dándose un poco más a conocer y siendo una de las piezas fundamentales de las victorias de los unicornios. Se metían en la final después de todos los desastres de Fnatic y G2, y poco podían hacer contra TSM que llegaba en mejor estado que ellos, sin embargo, el objetivo estaba cumplido, llegaban como tercer equipo y con jugadores con poca experiencia en el ámbito internacional y había conseguido llegar a la final.

Tienen un enorme problema en la calle central y en la superior, es por ello que su margen de mejora es altísimo ya que tanto Exileh como Tamás ¨Vizicsacsi¨ Kiss no se encuentran en su mejor estado de forma. Con trabajo duro y prudencia, sin duda, seran candidatos a representar de nuevo a Europa, esta vez en los próximos mundiales.

 



read more about:

League of Legends, Opinión

Publicidad

Más como esto
Más de Dexerto.com
Cargar Más
© 2017 Dexerto LTD | Reportar fallo en la web