PES

eFootball PES 2020: prodigioso juego de fútbol sin opción a reinar

por Víctor Ayora

Compartir


Los juegos de fútbol se encuentran ya en plena temporada. El pasado mes de septiembre asistimos al lanzamiento de los dos juegos del deporte rey, y ahora, a punto de llegar a noviembre, nos encontramos con su adolescencia tras el lanzamiento y varios parches. El de Konami, llamado este año eFootball PES 2020, es el que más tiempo lleva en el mercado.

Hablando con un colega de profesión, y amigo, recientemente nos metimos en la eterna lucha entre Pro Evolution Soccer y EA Sports FIFA. Personalmente, he tenido diferentes opiniones en las etapas de ambos juegos. El primer FIFA me pareció fantástico allá por los 16 bits e International Superstar Soccer no me llegó tanto. Seguramente por algún problema relacionado por la edad, porque actualmente considero que aquel juego de Konami era una maravilla.

Publicidad

Pro Evolution Soccer siempre se ha valido de su rigor táctico y realidad a la hora de representar el fútbol en consolas. Eso le sirvió para reinar durante muchos años hasta que la comodidad de la corona le pasó factura. FIFA, por el contrario, siempre ha jugado a ser el más espectacular. A convertirse en los fuegos artificiales más bonitos y para ello no ha escatimado desde hace muchos años en las licencias oficiales.

Además, un buen año produjo tal juego de fútbol que aprovechó a mandar un buen tortazo a nuestros amigos japoneses para dar la vuelta a la tortilla. FIFA ya era el rey por méritos propios (y un poco de demérito del rival). En Japón se sintió tanto el guantazo que a día de hoy todavía tienen dificultades para salir a flote.

Publicidad

Konami
Konami
Messi y el FC Barcelona vuelven a ser las estrellas de PES.

Unas dificultades que a buen seguro hace 10 años no hubieran tenido. PES 2014 fue el momento clave para el cambio. Konami introdujo un nuevo motor, diseñado por Hideo Kojima, y comenzó a escalar poco a poco con el gameplay entre ceja y ceja.

Por el camino han perdido licencias y no han trabajado demasiado en los modos de juego, pero a cambio tenemos el fútbol más completo que podemos encontrar en una consola.

Publicidad

En eFootball PES 2020 es un placer saltar al césped virtual. Todo lo que puedes pedir y encontrar un fin de semana en un estadio lo tendrás en el videojuego en cuanto el balón se pone a rodar.

Precisamente la pelota es lo más evidente. Su giro, golpeo, peso, rebotes, efectos o toques son espectaculares. Cuando nos ponemos a los mandos de PES sentimos que estamos tratando con un balón real. Y eso ha sido así desde siempre, pero en las últimas ediciones ha sido todavía más evidente.

Publicidad

Konami
Konami
Menú inicial de eFootball PES 2020.

El sistema de iluminación es otro elemento de diez para situarnos en un campo de fútbol. De día y con tiempo despejado hay momentos en que no podemos diferenciar si estamos viendo un videojuego o un partido real televisado.

Los jugadores acompañan muy bien a la acción. No tanto en su diseño, pero sí en las animaciones: regates, controles, quejas,… El modelado de los futbolistas sigue adoleciendo de un problema histórico en PES: son humanos con proporciones impropias.

Publicidad

El futbolista de PES, seguramente problema del FOX Engine, el motor de Kojima, es representado de una manera irreal para un cuerpo humano: espaldas siempre anchas, al igual que las piernas y brazos. Las caras se salvan (algunas de ellas), ya que muchos de los jugadores son escaneados fácilmente para el juego. Aunque al gesticular pierden las proporciones y el gran parecido se pierde.

Volviendo a la conversación con mi colega, él me comentaba algo que me hizo bastante que pensar. Me decía que prefería antes FIFA a PES porque el de EA Sports es fácil de jugar (que no de dominar) y el de Konami es mucho más complicado. Y si lo piensas es cierto. PES necesita un mayor número de horas para cogerle el gusto. Es un simulador más puro y por eso es menos amigable.

Konami
Konami
La Juve de Cristiano solo está este año en eFootball PES 2020.

Tenía mucha razón, desde luego. Puede Pro Evolution Soccer se haya convertido en un producto muy purista y FIFA está al alcance de todos por su forma de juego. Particularmente quiero que PES cambie muchos apartados, pero precisamente su gameplay no. Es el mejor juego de fútbol dentro del campo.

En cambio, en cuanto salimos a las opciones y modos de juego, PES todavía tiene mucho que mejorar. Este año ha metido varias novedades, como el Match Day, pero todavía son insuficientes. Más que nada porque aunque no sea cierto, da la impresión de que el resto de modos son exactamente iguales al de año pasado.

Es una afirmación falsa a todas luces, pero si no se rasca en la superficie, habrá jugadores que no logren ver esas mejoras. De hecho, porque salvo el menú principal, el resto es exactamente igual al juego del año pasado con un fondo diferente. Es fantástico que cada año nos traigan una fiesta del fútbol, pero el envoltorio no es el que debería ser y eso echa para atrás a un gran número de seguidores.

Konami
Konami
Los embajadores de eFootball PES 2020.

Los menús no son lo único que se repite del año pasado. En el tracklist hay temas que vuelven a aparecer y es otro aspecto que nos deja la sensación de poco trabajado. Lo mismo ocurre en la Liga Master: es un modo de juego fantástico, un manager muy acertado, pero en el menú siempre suena la misma canción, un tema que mezcla ritmos modernos y ópera insufrible. Además, en las escenas que intenta contarnos una historia, con futbolistas famosos, tenemos que conformarnos con leer texto, en lugar de escuchar a los propios protagonistas, lo que hubiera sido un puntazo.

El modo MyClub tampoco termina por enganchar. Es fácil diseñar un equipo con grandes jugadores, mucho más que en FUT de FIFA. Lo es porque nada más empezar nos agasajan con regalos de representantes y fichajes gratis con estrellas del fútbol, pero una vez que termina el sistema es engorroso y muy poco práctico.

En definitiva, eFootball PES 2020 es un año más el mejor juego de fútbol dentro del campo, pero cuando navegamos por las opciones de juego nos encontramos con las mismas deficiencias de todos los años. Si en la próxima generación de consolas mantienen el nivel futbolístico y rediseñan las opciones, estaríamos hablando del mejor juego deportivo de la historia. La duda es si eso va a ocurrir.