Valorant

Cómo usar Phantom: Guía de armas de Valorant

by Francisco Garcia

Compartir


El Phantom es uno de los dos rifles de 2.900 Créditos en Valorant y aunque tiene sus desventajas, hay muchas razones por las que deberíais elegirlo por encima de Vandal. Aquí hay un desglose completo de todo lo que hay que saber sobre el arma.

Si estáis jugando la batalla de largo alcance en Valorant pero queréis más flexibilidad de la que cualquier francotirador puede permitirse, los rifles son los elegidos. De las 17 armas, sólo hay cuatro rifles, dos de los cuales pueden dispararse de forma automática mientras apuntan.

Advertisement

Podéis disparar a la cabeza y esperar una muerte rápida con el Phantom, ya que es una de las armas más efectivas del juego. Aquí tenéis un resumen detallado de cada estadística para que podáis dominar el Phantom.

¿Qué es el Phantom?

El Phantom es una de las cuatro armas de tipo rifle de Valorant. Con un precio de 2.900 créditos, es un arma poderosa y de disparo rápido, perfecta para cualquier combate de medio y largo alcance.

Advertisement

Puede ser una herramienta efectiva cuando se juega pasivamente en un sitio de plantado o cuando se juega agresivamente en rondas de ataque. Al mismo precio que el Vandal, este rifle ofrece un retroceso más controlable a costa de la caída del daño.

Estadísticas de daño de Phantom

Como una de las armas más poderosas del juego, el Phantom puede encargarse rápidamente de los enemigos. Aunque hay una brecha extrema entre el daño de la cabeza y el daño corporal normal. Para los típicos combates de medio alcance, tendréis que hacer 140 de daño con cada bala. En comparación, sólo 35 de daño se producirán por los disparos que golpean el cuerpo.

También hay una considerable disminución del daño a medida que os alejáis delos objetivos. Definitivamente vale la pena tener en cuenta que 156 de daño a la cabeza de cerca, no se traducen de lejos. A diferencia del Vandal que no presenta una disminución del daño.

Advertisement

30 balas vienen en cada cargador y el arma tiene una tasa de disparo sólido de 11 balas por segundo. Apuntando con la mira el disparo alternativo bajará esa tasa a sólo 9,9 balas por segundo. Si se alcanza el máximo a larga distancia, apuntar es beneficioso, aunque normalmente hay que buscar bajas por fuego primario cuando sea posible.

Riot Games / Dexerto
Riot Games / Dexerto

Patrón de dispersión de Phantom

El Phantom tiene un retroceso bastante extremo cuando dispara en ráfagas largas. Inmediatamente después de enviar su primer disparo, el arma se elevará. Su retícula continuará elevándose hasta que se introduzca un segundo en la dispersión. Es aquí donde el Rifle comienza a descender de izquierda a derecha en la repetición, similar al Spectre.

Las balas dispararán considerablemente por encima de la posición de vuestra retícula. Como resultado, tendréis que bajar el ratón drásticamente mientras disparáis. La memoria muscular jugará un gran papel aquí a medida que os familiaricéis con el patrón.

Advertisement

Inmediatamente después de disparar, intentar deslizar el ratón hacia abajo ligeramente en sincronía con el retroceso. Una vez que esté a la altura del retroceso, lo ideal es detener el disparo y reajustar el patrón de dispersión por completo. Las ráfagas cortas y controladas ayudarán a encontrar picos, no ráfagas prolongadas y no controladas.

Cuándo comprar el Phantom

Con 2.900 créditos, el Phantom no es el arma más barata de Valorant. Pero tiene un precio tan alto porque tiene un gran poder. No deberíais aspirar a comprar este rifle en el segundo asalto. Guardar los créditos hasta que podáis pagar la carga es una jugada a largo plazo mucho más efectiva.

El arma no debería venir a expensas de la armadura o las habilidades. Si no estáis seguro de poder comprar el Phantom varias veces seguidas, seguid con una alternativa más barata hasta que la economía florezca.

Tácticas con el Phantom

Una de las ventajas de elegir al Phantom en lugar de Vandal es lo silenciosa que es el arma. Flanquear con este rifle da la libertad de encontrar bajas sin ser descubiertos. Todo sin mucho miedo de revelar la posición con disparos que se pueden oír en todo el mapa.

Intentad elegir la posición, y concentraos en mantener ráfagas controladas, en lugar de mantener el gatillo apretado. Además, recordad que debéis apuntar hacia la parte superior del pecho y controlar el deslizamiento del ratón a medida que su patrón de dispersión se activa.