Videojuegos

Análisis Streets of Rage 4

by María Pastoriza
Dotemu

Compartir


Dotemu, Lizardcube y Guard Crush Games nos devuelven a los 90 con Streets of Rage 4, el beat' em up que nos demuestra que el género puede seguir triunfando.

Puede que los más jóvenes eso de Streets of Rage no les suene de nada, pero lo cierto es que muchos hemos quemado nuestra consola de SEGA y algunas arcades aporreando botones. Y a su vez, aporreando a los malos. Todo beat'em up ha consistido en eso, y a pesar de su sencillez es un género que ha conseguido perdurar. Que un gran clásico como es la saga Streets of Rage esté de vuelta con una cuarte entrega es una gran noticia para los nostálgicos. Y para los jóvenes que quieran probar suerte.

Continuando con el estilo de juego de las entradas anteriores de la serie Streets of Rage , Streets of Rage 4 es un juego de golpes de desplazamiento lateral en el que los jugadores luchan contra oleadas de enemigos utilizando una variedad de ataques y movimientos especiales. Una novedad en la fórmula del juego es la capacidad de recuperar la salud gastada mediante un ataque especial. Aunque, eso sí, hay que tener cuidado. Pues si nos atacan antes de recuperar esa salud gastada en modo de maná, no la regeneraremos.

Aunque el último juego de la saga se lanzó en 1994 (obviando ports), Streets of Rage 4 nos llevará a tan solo diez años después de la historia principal. Para que podamos sentirnos como el primer día que lo jugamos, Axel y Blaze están de vuelta en el juego. Son los únicos personajes originales que se han mantenido a lo largo de los años. Y mientras Axel se ha dejado barba, Blaze casi parece estar igual. Eso sí, no vienen solos. De base contaremos con un total de cuatro personajes, otro más a desbloquear. Y quién sabe qué más puede venir en actualizaciones futuras.

Publicidad

Dotemu
Dotemu
Blaze y Axel vuelven a la carga más de 20 años más tarde.

Cada personaje tiene su propio estilo de juego y sus movimientos especiales (esos que nos restarán salud). Por mucho que un beat'em up como este sea un machaca-botones, necesitaremos un poco de cabeza a la hora de usar nuestros movimientos, protegernos, esquivar y recoger cosas del suelo. Porque Streets of Rage no sería lo mismo sin poder coger cuchillos, tuberías o manzanas del suelo. Sí, es el momento de olvidar todo lo que vuestros padres os enseñaron sobre los gérmenes y comer cosas del suelo. Sobre todo si estás en medio de la calle y viene un señor muy malo a pegarte.

Como en cada juego, tendremos que ir apalizando a distintos enemigos. Los tenemos de todo tipo, formas y colores. Aunque... sí, la mayoría parecen unos macarras de barrio. Pero de eso se trata, ¿no? Por supuesto estarán desde el esbirro más sencillo de eliminar con un buen combo hasta los malos malísimos. En este último caso necesitaremos algo más de estrategia, pues sus habilidades especiales nos pueden poner en un aprieto. Y nuestra vida es limitada.

No todo es golpear botones en Streets of Rage 4

La versión a analizar en este artículo ha sido la de PC, y hemos querido hacerlo compartiendo con vosotros los controles con teclado. Sí, el ratón tendrá que quedarse apartado en todo el juego. Algo lógico por otra parte. Aquí os dejamos los distintos movimientos que podéis realizar:

Publicidad

Dotemu
Dotemu
No todo será golpear.

Dotemu
Dotemu
Saber protegerse en el momento exacto y lanzar habilidades definitivas será clave.

Los movimientos estrella resultan impresionantes, pero no son lo único molón que podrá hacer vuestro personaje. Sí, podremos recoger objetos del suelo, pero también podemos agarrar a enemigos y lanzarlos, ocasionando gran daño. Tenemos todo tipo de movimientos a nuestra disposición, para que esto no sea únicamente golpear todo el rato el mismo botón.

La música y la estética: la clave de todo

Dotemu
Dotemu
Cherry Hunter (¿os suena el apellido?) apalizará a los enemigos con rock.

Para devolvernos al género clásico tenemos que recuperar su estética y su música. Cosa que Streets of Rage 4 replica a la perfección. Si bien se ha adaptado de maravilla con gráficos más modernos, movimientos más espectaculares y controles algo más complejos, Streets of Rage sigue siendo Streets of Rage. Y eso es lo que le hace tan especial.

La banda sonora está compuesta principalmente por Olivier Deriviere. Pero cuenta con composiciones adicionales de Yuzo Koshiro , Motohiro Kawashima , Yoko Shimomura , Keiji Yamagishi , Harumi Fujita , Das Mörtal y Groundislava. Los artistas invitados, junto al propio Deriviere, recrean una escena noventera perfecta a través de su música. Los invitados se encargan de la música en las escenas contra bosses, mientras que Deriviere da vida al resto de juego. El resultado es impecable.

Publicidad

Y lo que más os convencerá del juego es lo rápido que lo tendréis en vuestras manos. Estará disponible para Microsoft Windows, Nintendo Switch, PlayStation 4 y Xbox One este jueves 30 de abril de 2020. Bueno, vale, de 1994 a 2020 han pasado muchos años. Pero en Streets of Rage todo se mantiene de mil maravillas. La espera habrá merecido la pena, y vendrá con novedades en el lanzamiento. ¿O es que pensáis que Cherry no viene en familia?