Videojuegos

La GDC 2020 se pospone hasta después del verano

by Víctor Ayora
GDC

Compartir


La conferencia anual de desarrolladores, la GDC (Games Developer Conference), ha decidido posponer su celebración hasta después del verano. El miedo al coronavirus, aunque no se ha dado como razón oficial, ha vuelto a cerrar las puertas de un importante evento.

La GDC 2020 sigue los pasos de otros importantes eventos o ferias. Hemos visto como varias competiciones han cancelado jornadas o directamente el torneo. La IEM Katowice se está disputando a puerta cerrada y, si hablamos de tecnología, el Mobile World Congress de Barcelona no llegó a celebrarse. Todos por el mismo problema: el riesgo de contagio por el coronavirus.

"Después de una estrecha consulta con nuestros socios en la industria y la comunidad de desarrolladores de todo el mundo, hemos tomado la difícil decisión de posponer la Games Developer Conference de marzo", se lee en el comunicado oficial.

"Tras haber pasado todo el año preparándonos para la feria con nuestros asesores, ponentes, expositores y socios, estamos realmente decepcionados por no poder recibiros en este momento", continúa.

Publicidad

"Queremos agradecer a todos nuestros clientes y socios el apoyo que nos han dado, charlas y el aliento recibido. Como todos nos han recordado, suceden grandes cosas cuando la comunidad de une y se conecta en la GDC. Por esa razón, tenemos la intención de organizar el evento más adelante, el próximo verano".

La GDC tenía que celebrarse la semana del 16 de marzo y, aunque no se ha dado el motivo, todo apunta al coronavirus como principal responsable de la suspensión. Compañías como Activision Blizzard, Unity, Amazon, Sony, Epic Games o Microsoft habían anunciado su ausencia por culpa de virus, por lo que es evidente la razón.

Publicidad

No obstante, en los días previstos para la feria, la organización realizará varias charlas con desarrolladores que serán emitidas a través de Twitch. Con ello al menos se puede paliar la no celebración del importante evento en San Francisco.