Jugadores de Baldur’s Gate 3 revelan el encuentro que más los decepcionó

Juan Ignacio Boscato

Los jugadores de Baldur’s Gate 3 han revelado el encuentro que más los decepcionó durante sus partidas, ya que no pudieron ayudar a un monstruo concreto del mundo del juego.

Como Baldur’s Gate 3 utiliza las reglas de Dungeons & Dragons 5e, contiene monstruos con rasgos de depredador, que les permiten camuflarse en el entorno, o atrapar a los enemigos con habilidades especiales, impidiéndoles huir del combate.

Hay monstruos que utilizan el engaño para atraer a los aventureros. Uno de ellos es el Gremishka, un monstruo parecido a un gato con la habilidad de sonar como un animal o un niño herido para atraer a sus presas.

Los jugadores de Baldur’s Gate 3 están decepcionados con el encuentro con el Gremishka

Un usuario en el Reddit de Baldur’s Gate 3 ha creado un hilo en el que habla de lo que considera la mayor decepción del juego.

Para el autor, fue el Gremishka en el cofre en el Creché Githyanki, ya que no hay manera pacífica de resolver el encuentro.

Me pareció raro cómo pasé de maldecirlos (después de lanzar un hechizo), a llegar alegremente una habitación entera llena de ellos y coleccionar colas alegremente, a querer liberar y acariciar a uno“, escribió un usuario, mientras que otro dijo: “No voy a mentir, lo llevé a donde los otros Gemishkas estaban durmiendo, lo dejé ir allí y me alejé sigilosamente jaja.”

Como sugirió un usuario, existen soluciones no oficiales. “Puedes ponerlo a dormir con daño no letal, entonces simplemente desaparece tras un largo descanso… Yo diría que volvió a casa.”

Yo también estoy molesto por esto. En la última partida hice ciertos trucos para liberar al Gremishka y no para luchar contra él“, dijo otro usuario. “Primero, convencí a los niños Githyanki para que lo dejaran en paz y llevé el cofre al inventario. Segundo, fui al pasillo que lleva a la Sangre de Lathander, terminé todo lo que necesitaba allí y liberé al Gremishka.”

De todos modos se vuelve hostil. Así que escapé de vuelta a la guardería sin luchar contra esa linda criatura. Ni siquiera necesitas los 27m estándar para huir del combate.”

El problema es que los desarrolladores de Baldur’s Gate 3 te permiten adoptar al perro Scratch y al bebé oso lechuza, convirtiéndolos en compañeros de campamento. La clara falta de opciones oficiales para gatos es una decepción y, con suerte, una futura actualización te permitirá hacer las paces con el Gremishka y llevártelo a casa.