La polémica de Hogwarts Legacy explicada: ¿Por qué la gente boicotea el juego de Harry Potter?

captura de hogwarts LegacyWarner Bros. Interactive

Hogwarts Legacy es uno de los videojuegos más esperados de 2023, pero también se enfrenta a boicots y polémica por su asociación con la creadora de Harry Potter, J. K. Rowling.

A lo largo de las dos últimas décadas se han publicado montones de videojuegos de Harry Potter, pero Hogwarts Legacy parece que por fin ofrecerá la experiencia interactiva de mundo abierto con la que sueñan los magos.

Por desgracia, esa emoción se ha visto empañada por algunos fans, que han empezado a distanciarse de la franquicia debido a los comentarios sobre la comunidad trans realizados por la autora, J. K. Rowling.

El artículo continúa después del anuncio.

Si no estás seguro de si deberías apoyar Hogwarts Legacy o simplemente quieres saber a qué viene todo este revuelo, hemos hecho todo lo posible para explicarte por qué la gente está boicoteando Hogwarts Legacy y creando polémica con ello.

misiones hogwarts legacy exclusivas ps5WB Games

¿Por qué la gente boicotea Hogwarts Legacy?

La principal razón por la que la gente está boicoteando Hogwarts Legacy es su asociación con J. K. Rowling. La autora de Harry Potter ha sido acusada de hacer comentarios transfóbicos en múltiples ocasiones en los últimos años.

La organización benéfica de medios de comunicación LGBTQ+ GLAAD tiene una lista bastante completa de todos los comentarios que ha hecho Rowling, pero el principal punto de preocupación es un artículo publicado por la autora el 10 de junio de 2020, que enumeraba “cinco razones para estar preocupados por el nuevo activismo trans”.

El artículo continúa después del anuncio.

En este ensayo, Rowling afirmaba estar “preocupada por la enorme explosión de mujeres jóvenes que desean hacer la transición y también por el creciente número de las que parecen estar destransicionándose”. También mencionaba el “debate de los baños”, que ha recibido mucha atención mediática en los últimos años.

“Cuando se abren las puertas de los baños y vestuarios a cualquier hombre que crea o sienta que es una mujer -y, como ya he dicho, ahora se pueden conceder certificados de confirmación de género sin necesidad de cirugía ni hormonas-, entonces se abre la puerta a todos y cada uno de los hombres que deseen entrar. Esa es la pura verdad”, escribió.

El artículo continúa después del anuncio.

En respuesta a los comentarios de J. K. Rowling, la organización benéfica LGBTQ+ Mermaids emitió un comunicado en el que pedía a la autora de Harry Potter que “se reuniera con jóvenes transexuales y los escuchara con la mente y el corazón abiertos” antes de hablar de ellos.

“No consideramos un delito que las mujeres expresen su preocupación”, escribieron. “Sin embargo, sí consideramos abusivo y perjudicial que la gente confunda a las mujeres trans con depredadores sexuales masculinos, impute criminalidad sexual a las identidades trans, sugiera que el apoyo a un niño trans es homofobia y misoginia paterna, y comparta información no corroborada e inexacta que perjudica gravemente la vida de las personas trans y no binarias.”

El artículo continúa después del anuncio.
Mundo abierto Hogwarts LegacyAvalanche Software

Rowling también se ha enfrentado a reacciones negativas por su novela de 2020 Sangre turbulenta (publicada bajo el seudónimo de Robert Galbraith), que presenta a un asesino en serie cisgénero masculino que se disfraza de mujer para atraer a sus víctimas. Mermaids lo calificó de “tropo antiguo y algo manido, responsable de la demonización de un pequeño grupo de personas”.

En otras ocasiones, Rowling ha dado ‘me gusta’ a un tuit en el que se refería a las mujeres trans como “hombres en vestidos”, que sus representantes defendieron como un “momento torpe y de mediana edad”– y tuiteó “Big love to you” (Un gran amor para ti) a Caroline Farrow, a quien PinkNews ha calificado de “activista antitrans, antigay y antiaborto”.

El artículo continúa después del anuncio.

Varios miembros del reparto de las películas de Harry Potter se han pronunciado en apoyo de la comunidad trans a raíz de los comentarios de Rowling, entre ellos Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Bonnie Wright y Eddie Redmayne.

“A todas las personas que ahora sienten que su experiencia de los libros ha sido empañada o disminuida. Siento profundamente el dolor que estos comentarios os han causado”, dijo Radcliffe en un comunicado a través de The Trevor Project. “Espero de verdad que no perdáis del todo lo que estas historias tenían de valioso para vosotros”.

¿Está J. K. Rowling involucrada en Hogwarts Legacy?

Los desarrolladores de Hogwarts Legacy han declarado que J. K. Rowling no participa directamente en la creación del juego. Incluso han abordado esta cuestión en la sección de preguntas frecuentes de la página web del juego, lo que sugiere que saben que este será un tema que preocupará a los fans.

“J. K. Rowling no participa en la creación del juego, pero como creadora del mundo mágico y una de las mejores narradoras del mundo, su extraordinaria obra es la base de todos los proyectos del Wizarding World”, explican.

“Esta no es una nueva historia de J. K. Rowling, sin embargo hemos colaborado estrechamente con su equipo en todos los aspectos del juego para asegurarnos de que se mantiene en línea con las experiencias mágicas que esperan los fans”.

Algunas personas han señalado esto como su razón para seguir apoyando Hogwarts Legacy, argumentando que un boicot estaría perjudicando sobre todo a los desarrolladores del juego, que han trabajado duro para crear una experiencia que encantará a los fans.

Aunque J. K. Rowling no participe directamente en la creación del juego, cabe suponer que se llevará una buena parte de los derechos de autor de las ventas del juego. Al fin y al cabo, es la propietaria de la franquicia Harry Potter y por ello la polémica con Hogwarts Legacy está servida.

Como explicaba la escritora y cineasta Jessie Earl en un artículo de GameSpot sobre el tema: “Sigue siendo difícil para cualquier persona trans mirar cualquier elemento de la franquicia Harry Potter y no ver el daño que sigue perpetuando la mujer que la creó”.

Por eso, muchos críticos piden un boicot total: por muy alejada que esté J. K. Rowling del juego, seguirá beneficiándose de su éxito, y la franquicia de Harry Potter en su conjunto seguirá haciendo caja con la publicidad continuada.