Call of Duty Fortnite FIFA League of Legends Apex Legends Entretenimiento Esports Videojuegos Dexerto TV Contacto Sobre Nosotros
 
Fortnite • 24/04/19

Trabajadores de Epic Games podrían haber sido explotados con 100 horas semanales trabajando en Fortnite

Shares
Trabajadores de Epic Games podrían haber sido explotados con 100 horas semanales trabajando en Fortnite
Epic Games

El éxito de Fortnite parece estar rodeado de sombras. Un reportaje de Polygon revela que los trabajadores de Epic Games vivieron una auténtica pesadilla durante el desarrollo del popular título battle royale.

Publicidad

Se ha hablado mucho en los últimos años sobre las prácticas laborales en la industria del videojuego. No son pocos los casos de desarrolladoras de primer nivel que han sido acusadas de explotar a sus trabajadores y obligarlos a mantener jornadas laborales que empiezan y acaban en diferentes días, y ni hablemos de descansar los fines de semana. Parece que todo vale cuando se está trabajando en un proyecto que promete muchos ceros en la cuenta corriente.

La última compañía en salir a la palestra por un caso de explotación ha sido Epic Games, conocida esencialmente por su popular título Fortnite. La conocida web de videojuegos Polygon ha publicado un reportaje que profundiza en las barbaridades que se habrían llevado a cabo en la empresa norteamericana para poder hacer frente al desarrollo del juego.

Publicidad

Jornadas de trabajo de 70-100 horas semanales

Tal como recoge Polygon en su reportaje, los desarrolladores que estaban contratados por Epic Games hablan de un ambiente de continuo miedo en el se esperaba de ellos que permaneciesen muchas horas trabajando, llegando algunos a las 70 horas semanales o incluso a las 100 horas. Además, como es de esperar, algunos trabajadores podrían haber sufrido problemas de salud como resultado de estos horarios.

"Trabajo un promedio de 70 horas a la semana", comentaba uno de los trabajadores. "Probablemente hay al menos 50 o incluso 100 personas más en Epic trabajando a ese número de horas. Conozco a gente que trabaja 100 horas a la semana. La compañía nos da tiempo libre ilimitado, pero es casi imposible tomarse ese tiempo. Si me tomo tiempo libre la carga de trabajo recae sobre otras personas, y nadie quiere hacer eso".

Epic Games
Fortnite Battle Royale es uno de los videojuegos más jugados en el mundo.

El problema de los títulos en continuo desarrollo

No hay duda de que uno de los factores que hace que Fortnite exija mucho de las personas que trabajan en él es el mero hecho de que es un título battle royale. Esto significa que requiere actualizaciones con bastante frecuencia para añadir nuevo contenido y hacer el juego lo más atractivo posible para los jugadores.

Esto no ocurre, por ejemplo, en un videojuego tradicional para un solo jugador, el cual se lanza y tan solo requiere algunos parches para solucionar problemas o, de manera puntual, añadir nuevo contenido.

Tal como afirman los trabajadores de Epic Games, esta naturaleza de continuo desarrollo no hace más que acrecentar la atmósfera de exigencia: "El mayor problema es que estamos parcheando todo el tiempo. Los ejecutivos están centrados en mantener la popularidad de Fortnite en lo más alto durante el mayor tiempo posible, especialmente con toda la nueva competencia que se presenta".

Epic Games
El reportaje de Polygon ha arrojado mucha luz sobre las condiciones de trabajo en Epic Games.

Publicidad

Si no cedes, te vas

Una de las cosas que más llaman la atención del reportaje es la supuesta facilidad para despedir a la gente en Epic Games. Varios trabajadores hablan sobre compañeros de trabajo que un día estaban y al siguiente ya no volvían porque no querían trabajar más horas de las estipuladas o simplemente se negaban a trabajar durante los fines de semana. 

"Conozco a algunas personas que se negaron a trabajar los fines de semana e hicieron que nos saltasemos una fecha límite porque su parte del trabajo no estaba terminada. Fueron despedidos", dijo otra fuente. "La gente está perdiendo el empleo porque no quiere trabajar ese número de horas".

"Vi a algunos compañeros de trabajo que eran pacientes y buenos al principio, pero que se volvieron más y más irritables con el tiempo después de tantas horas de trabajo. Un día se levantaban, se iban y no volvíamos a verlos. Nadie hablaba de ellos. Si preguntaba: "Oye, ¿ya no trabaja aquí [esa persona]? Me miraban raro."

Todas estas declaraciones y las demás que recoge el reportaje parecen sacadas de una película de terror y demuestran que la situación en Epic Games podría ser extrema. Esperemos que esta información ayude a crear una regulación más activa de las prácticas laborales en la industria de los videojuegos y así acabar de una vez por todas con la explotación.