La policía detiene a los filtradores de One Piece y Jujutsu Kaisen y revela el botín “robado”

Juan Ignacio Boscato

En Japón detuvieron a dos presuntos filtradores de manga y la policía incautó un enorme botín de material de Jujutsu Kaisen, One Piece y otras obras de la Shonen Jump.

Ambos, de 36 y 34 años, son extranjeros que viven en Tokio. Han sido acusados de violar la ley de derechos de autor tras publicar escaneos anticipados de la revista Shonen Jump. Esto revela puntos clave de la trama de mangas como Jujutsu Kaisen y One Piece que luego se comparten en las redes sociales.

Las filtraciones se convirtieron en una parte habitual del ciclo del manga, con títulos que a menudo se vuelven virales en el período previo al lanzamiento de un capítulo. Hay varias cuentas de filtraciones destacadas en redes sociales, como @OPSCANS y @JJK_Mya.

El artículo continúa después del anuncio.

Según las autoridades locales, los dos hombres negaron algunos de los cargos, afirmando que ellos mismos no habían hecho públicas las imágenes.

La policía revela botín de Jujutsu Kaisen y One Piece tras arrestar a filtradores

Según The Asahi Shimbun, la policía cree que los leakers adquirieron una copia anticipada de la Shonen Jump en marzo del año pasado. “Los dos conspiraron para publicar el último episodio de un manga que se está publicando en Weekly Shonen Jump en un sitio de Internet alrededor del 15 de marzo de 2023, antes de la fecha de lanzamiento de la revista“, escribió el medio.

Regístrate gratis en Dexerto y recibe:
Ver menos anuncios|Modo Oscuro|Ofertas en juegos, TV y películas, y tecnología

Los sospechosos también han sido acusados de “tomar una imagen de un manga que se publicó cinco días antes de su lanzamiento y copiarla utilizando un smartphone“, según informa NHK. La policía cree que los hombres participaron en varias filtraciones de Jujutsu Kaisen y One Piece antes del lanzamiento de Shonen Jump. Se está investigando a otras personas que podrían estar implicadas en la operación.

El artículo continúa después del anuncio.

Shueisha, la editorial de Shonen Jump, dio declaraciones a través de un comunicado. “Esperamos que la aclaración de la policía sobre la ruta de los ‘spoilers’ ayude a evitar más daños en el futuro. Seguiremos tomando todas las medidas posibles para proteger los derechos de las obras en las que los autores han puesto su corazón y su alma, y para garantizar que los lectores puedan disfrutar del manga de forma adecuada.”

Minya Tomishige, jefe de la División de Propiedad Intelectual de Shueisha, también declaró (vía @sandman_ap): “El hecho de que las obras se lean gratuitamente ha provocado una situación en la que los autores no reciben un beneficio justo. Creemos que tomar imágenes de obras de manga sin permiso y filtrarlas en SNS constituye una infracción de los derechos de autor. Por lo que pedimos que se ponga fin a este comportamiento. Es un acto imperdonable que podría sacudir la estructura misma de la industria”.

El artículo continúa después del anuncio.