Los delitos para conseguir cartas Pokémon más locos de 2022

crimen pokemon

A lo largo de 2022, los delitos con cartas de Pokémon plagaron a las fuerzas del orden y a los entrenadores de todo el mundo. Pero, ¿cuáles merecen especial atención al final del año?

Las cartas de Pokémon se han convertido en artículos de colección bastante lucrativos a lo largo de los años, y algunas se venden por cientos de miles de euros en subastas. Como tal, ha habido muchas personas que intentan sacar provecho a través de medios nefastos.

Desde robos a punta de pistola hasta atracos que involucran colecciones por valor de medio millón de dólares, hubo todo tipo de historias salvajes sobre crímenes relacionados con Pokémon casi todas las semanas.

El artículo continúa después del anuncio.

Aquí están nuestras selecciones para los delitos de cartas Pokémon más locos de 2022.

Bonnie y Clyde y Pokémon

En julio, una pareja condujo a la policía en una persecución a alta velocidad a través de Ohio después de robar cartas de Pokémon por valor de 284 dólares de Walmart.

Los sospechosos, Nicholas Starkey, de 32 años, y Kayla Canova, de 31 años, pudieron evitar la captura a pesar de un nivel de búsqueda de 5 estrellas al acelerar a casi 170 K/h.

Finalmente, los oficiales perdieron el vehículo y se interrumpió la persecución.

Pokéladrón, el robo de cartas como principal delito Pokémon

Un fanático radical de Pokémon con más de 500,000 cartas fue declarado culpable de robar 70,000 dólares en cartas en su trabajo y esconderlas en la casa de su madre.

El artículo continúa después del anuncio.

El trabajador del almacén, Kyriacos Christou, confesó haber tomado las cartas de Pokémon cuando recogía los pedidos y recibió una sentencia de 16 meses. En la corte, sin embargo, el fiscal no pudo evitar mostrarle quién era el verdadero maestro Pokémon, pues conocía perfectamente los próximos lanzamientos.

Pokémon Pistola

Un coleccionista de cartas que buscaba vender su colección por 15,000 euros fue sorprendido cuando le apuntaron con un arma a la cabeza.

Después de que el vendedor fuera agredido y golpeado, el hombre no tuvo más remedio que entregar su colección mientras los ladrones huían de la escena del crimen. Esto ha ocurrido en Francia, y parece que aún no se ha atrapado a los culpables.

El artículo continúa después del anuncio.
carta charizardThe Pokemon Company / PWCC

Charizard, compañero de parranda

En lo que puede ser la historia más tonta de esta lista, un estudiante de la Universidad de Georgia pudo usar su carta de Charizard para entrar a bares y pedir alcohol.

Después de que los oficiales de UGAPD encontraran al estudiante inconsciente en su dormitorio, reveló que solo había consumido cuatro cervezas.

No se presentaron cargos por el peso ligero y no está claro si los agentes confiscaron la carta de Charizard como prueba. Desde luego es uno de los delitos más inocentes relacionados con cartas de Pokémon.

Ladrón rompe paredes por 250K en ganancias de Pokémon

En febrero, un ladrón de cartas de Pokémon logró lo impensable literalmente derribando las paredes de una tienda para evitar activar las alarmas y robar la mercancía del interior sin ser detectado.

El artículo continúa después del anuncio.

El ladrón pudo robar 250,000 dólares en cartas Pokémon y limpió dos almacenes completos llenos de productos, dejando solo juguetes de peluche.

La pérdida de productos tan valiosos hizo llorar al dueño de la tienda, Eric Johnson. “Cuando me di cuenta de cuánto dinero y tiempo invertimos, comencé a llorar”, dijo.

El robo de medio millón de dólares

Este es, con diferencia, el mayor robo de cartas de Pokémon que jamás hayamos visto. Su autor se robó la colección de cartas de Pokémon de 500,000 dólares de un hombre de Carolina del Sur de 62 años.

El 15 de julio, se presentó un informe policial que indica que una persona desconocida había entrado en su sala de colección en su casa frente al mar y había robado cajas de cartas Pokémon.

El artículo continúa después del anuncio.

Polydorou dice que las únicas personas que entraron en esta sala eran trabajadores de una empresa de HVAC. También guarda cartas de béisbol, fútbol y baloncesto, pero parece que solo le robaron las de Pokémon.

El coleccionista dijo que su evaluación del valor de sus cartas provino de subastas recientes de cajas de primera edición emitidas en 1999.

Y estos son los delitos más locos de este año en lo que a cartas de Pokémon se refiere. ¿Estarías dispuesto a hacer algo así? Esperamos que no.