Los 10 mejores dragones de Game of Thrones y House of the Dragon

Manuel Gutiérrez
dragones house of the dragon

Game of Thrones nos presentó muchos momentos épicos, prsonajes memorables y muchos dragones de gran poder. Acá vamos a hacerte una lista con los 10 mejores dragones de Game of Thrones que nos presento la serie de HBO.

La serie original de HBO, Game of Thrones, conocida también como Juego de Tronos, es una de las más queridas por muchos espectadores, además de tener un gran impacto en la cultura popular. Durante sus 8 temporadas nos mantuvo a todos al filo del asiento por saber qué sería lo próximo que sucedería o a cuál personaje tendríamos que despedir.

Desde entonces, la serie precuela La Casa del Dragón ha hecho honor a su nombre presentando a otras ocho bestias aladas (y varias más en camino en la segunda temporada).

Todos estos dragones tienen aspectos llamativos, pero algunos destacan más que otros, no sólo por su poder, sino también por su caracterización. He aquí nuestra selección de los 10 mejores dragones de la franquicia ¡comencemos!

10. Arrax

El pobre Arrax nunca tiene la oportunidad de brillar en la primera temporada de House of the Dragon. Es fácilmente superado por Vhagar, mucho más grande y mucho más viejo. De hecho, la falta de disciplina de Arrax es lo que provoca la pelea aérea.

Aun así, parece un fiel corcel de Lucerys Velaryon. Es más, Arrax, sin saberlo, da el pistoletazo de salida a la guerra civil conocida como la “Danza de los Dragones“. Así que, sin él, la segunda temporada de House of the Dragons no podría existir – y eso tiene que contar para algo.

9. Seasmoke

Junto con Sunfyre, Dreamfyre y Vermax, Seasmoke es uno de los dragones menos utilizados de la Casa del Dragón. Pero lo que le da ventaja sobre estos dos es que Seasmoke entra de lleno en la acción en la primera temporada, mezclándose en la Guerra de las Piedras Escalonadas.

Aparte de eso, esta montura gris y blanca sigue siendo en gran medida una cifra, por lo que es difícil justificar su clasificación más alta. La novela original de George R.R. Martin, Fuego y Sangre, sugiere que quizás lleguemos a conocer mejor a Seasmoke en futuras temporadas, pero hasta entonces, pertenece firmemente al final del pelotón.

8. Syrax

Syrax, el dragón de la protagonista de la Casa del Dragón, Rhaenyra Targaryen, ha funcionado hasta ahora más como un jet privado que como un avión de combate. En este sentido, ha hecho su trabajo admirablemente, llevando a Rhaenyra por todo Poniente con una gracia sin igual. Jinete y dragón también comparten una fuerte conexión emocional.

Dicho esto, esperamos ver a Syrax soltarse en combate en la segunda temporada, sobre todo teniendo en cuenta que supuestamente está en una categoría de peso similar a la del famoso luchador Caraxes. Por suerte, el hecho de que la segunda temporada se centre en las escaramuzas entre dragones significa que pronto cumpliremos nuestro deseo.

7. Rhaegal

Rhaegal carece de la escala imponente de Drogon o de la bondad efectista de la última etapa de Viserion. Peor aún, su muerte, arponeado tras una de las decisiones menos acertadas de Dany desde el punto de vista táctico, es mucho más triste que la de cualquiera de sus hermanos.

Sin embargo, Rhaegal tiene sus momentos. Se desenvuelve especialmente bien durante la Batalla de Invernalia, infligiendo mucho daño al caminante blanco Viserion antes de sucumbir a sus propias heridas. El grandullón también ayuda a facilitar el “romántico” paseo en dragón de Dany y Jon Snow.

6. Caraxes

Caraxes es imponente, irascible y letal en la batalla, al igual que su jinete, Daemon Targaryen. Como tal, causa una impresión fuerte en la Temporada 1 de la Casa del Dragón, a pesar de no hacer gran cosa. De hecho, el mejor momento de Caraxes es muy fugáz, una vez que las tácticas de guerrilla de los Cangrejeros le hacen ineficaz.

Pero, de nuevo, como ocurre con Daemon, basta con que Caraxes aparezca en una escena para que la tensión aumente. Esto es así tanto si actúa como perro guardián de Rocadragón como si hace de coche de huida tras las locuras de su amo. Esperad grandes cosas de este chico en la segunda temporada.

5. Vermithor

Si la expectación lo es todo, Vermithor también puede serlo. Apenas vislumbramos a esta bestia de color bronce en la primera temporada de House of the Dragon, pero su malhumorada entrada despertó una expectación instantánea. El silencio que acompaña al mero nombre de Vermithor tampoco le resta credibilidad.

Según Fuego y Sangre, Vermithor debería empezar a hacer honor a su reputación a partir de la segunda temporada. Sin spoilear demasiado, se avecina una batalla naval masiva en la que debería aparecer. Pero aún no hemos visto nada de eso, así que por ahora nos conformamos con mantener a Vermithor en el número cinco.

4. Viserion

Al igual que Rhaegal, Viserion se ve eclipsado por Drogon. Sin embargo, lo que a Viserion le falta de poder -o incluso de personalidad- lo compensa con su genialidad conceptual en las dos últimas temporadas de Juego de Tronos. Aquí es resucitado como un zombi/camiante blaco dracónico por el Rey de la Noche, y es tan increíble como suena.

En su forma corrupta de no muerto, Viserion cambia su piel dorada original por una estética azul gélida. Esto también se traslada a su aliento de fuego azulado (que en realidad debería arder más, pero da igual). En conjunto, es un serio resplandor para nuestro héroe convertido en talón, y le ayuda a destacar.

3. Meleys

El apodo de Meleys es “La Reina Roja“, y le va como anillo al dedo: El dragón escarlata de Rhaenys Targaryen es toda una jefa. Lo demuestra al final de la primera temporada de Houe of the Dragon, cuando literalmente destroza la coronación de Aegon II Targaryen. Es una de las mejores demostraciones del poder físico de un dragón en toda la franquicia, y le ha valido a Meleys un gran número de seguidores.

Pero, curiosamente, en el canon de Juego de Tronos, Meleys es más conocida por su rapidez que por su fuerza. Aunque es uno de los dragones más grandes, Meleys es extremadamente rápida y ágil. Será divertido ver esta combinación de fuerza y velocidad en la segunda temporada de la Casa del Dragón.

2. Vhagar

Vhagar, de la Casa del Dragón, es el dragón más grande que hemos visto hasta la fecha, eclipsando incluso a Vermithor en tamaño. Su leyenda es tan grande que la gente sigue hablando de ella en GOT casi un siglo después.

Además del formidable tamaño de Vhagar y su temible destreza en la batalla, también es un eslabón vivo de la historia de Poniente. Cuando los Targaryen conquistaron el continente por primera vez, Vhagar fue uno de los tres dragones que utilizaron para hacerlo. Su fama es realmente difícil de superar.

1. Drogon

Drogon es el mayor de los dragones de Daenerys Targaryen y, al igual que su homónimo Khal Drogo, no se puede jugar con él. Si no que se lo pregunten a los supervivientes del Desembarco del Rey que sufrieron su feroz ataque en el episodio 5 de la octava temporada de GOT.

Hay que reconocer que Drogon no siempre es el mejor colgado. Es conocido por reñir con sus hermanos, Rhaegal y Viserion, e incluso de vez en cuando se enfada con la propia Dany. Sin embargo, también hay un lado más suave en su personalidad (a menudo deja que su “madre” lo acaricie), y su feroz lealtad garantiza que sea su principal montura de batalla.

Y con esto finalizamos. No cabe duda que estaremos actualizando esta lista en cuannto la segunda temporada de House of the Dragon se estrene en HBO Max (sabemos que habrá batallas épicas y más enfrentamientos de dragones).